MALDITO DUENDE

Hé oído que la noche es toda magia, y que un Duende te invita a SOÑAR

Archive for the ‘Humor’ Category

Posted by Fernando Narvaez en noviembre 18, 2008

Lancelot by Ciruelo

Lancelot by Ciruelo

Quiero aclarar que no pretendo con esto dar lecciones de vida, ni decirle a nadie cómo tiene que vivir su vida o su muerte, para eso están los Bucay, los Stamateas, los Paluch y demás “Autoayudistas”. Al fin y al cabo, cada uno lo vive como puede o como le sale. De todas formas, ojalá, que este puñado de estupideces les sirvan a alguno/a por ahí que los necesite. Así me bebí mi cáncer…

  • Hablando vía messenger con mi honorable cuñado Romau:
    El tipo pretendía explicarme algo “obvio” en relación a la batería de la notebook que me prestó nuestra amiga Mariana, a lo que mi respuesta fue:
    – Escuchame una cosita, querido: Yo tengo cáncer pero no me volví pelotudo.
  • Tanta droga que me metieron mediante la quimio, por supuesto, me dejó pelado. Y descubrí algunas cosas:
    1. Es un mito eso de que no tenés calor en la pelada. Te transpira bastante y sentís la gota que te cae por la frente de la misma manera que si tuvieras el mejor peinado afro.
    2. Claro está que la gente no te reconoce, pero la cara de los que son pelados porque Dios lo quiso y no un tratamiento es de terror. Te miran como diciendo: “¿Otro pelado más?” ¿No sé quién cuernos les dió la exclusividad de la pelada?
    3. Es imposible que la gente te crea que recién te bañaste. De la misma manera te evitas las miradas inquisitivas y “pesquisadoras” que cuando llegás a la mañana con el pelo mojado te someten a la pregunta obvia y silenciosa: “¿De dónde venís?”
    4. La economía en champú y crema de afeitar se redujo de forma considerable.
  • Un deseo tonto: ojalá que a la oncóloga se le caiga un pelo por cada pinchazo que me hizo dar en estos cuatro meses… se quedaría pelada en 10 minutos. (Mentira… ella, el equipo de enfermeros del Henry Moore y el amor de mi esposa, mi familia y mis amigos, aportaron mucho para salvar mi vida)
  • Diálogo en Facebook (Reciente):
    FN (yo): Yo ya lo bajé al teléfono (hablando de un disco que acababa de reducir a Mp3)
    BB: Lo pusiste en el piso al teléfono? que incómodo!
    FN: Nah! Para nada, es un teléfono para cancerosos que viene con patitas y me sigue mientras canta.
    BB: Que original!
    FN: Original no… ¡Exclusivo!
  • Otra de Facebook:
    El estado de TY proclamaba: “Sin un peso”
    FN: La historia de mi vida. Pero tranqui… No me mató el cáncer, no lo va a hacer la falta de guita.
  • La ocasión de la reunión no viene al caso, pero en ella me encontré con mi prima y su marido. Excelente cocinero cuya una de sus especialidades es el pollo al disco.
    GDT: A ver cuando se vienen y hacemos un pollo al disco u otra cosa… ¡Hace un montón que no vienen!
    FN (Otra vez yo): Tenés razón, perdonanos, pero en los últimos cuatro meses anduve algo ocupado… (cuak)
  • Más de Facebook: La foto mostraba a cuatro amigos (yo incluído) pero con unos 18 años menos y, por supuesto, mucho menos panza en los cuatro…
    SL: ahí hay unos 50 kilos menos que ahora….
    FN: Descontá 18 que doné yo al cáncer… o sea unos 34
    MSC: El humor negro de mi marido, señores!
    BB: Y essssstaaaaá biennnnnn!!!
  • Vómitos 3 ó 4 veces por día durante el primer mes, bajada brusca de peso, llagas en la boca después de cada ciclo de quimio, falta de calcio e internación, falta de potasio, baja de plaquetas, baja de glóbulos blancos, baja de glóbulos rojos y transfusiones varias, principio de neumonía y otra internación, resecamiento de la piel y de los ojos, delirios nocturnos por el jarabe de morfina para evitar los dolores, una inyección de hierro por día durante casi 4 meses (al fin pasada a vía oral con todas las complicaciones que acarreará: cólicos y acidez), etc., etc., etc. Después de todo esto, la doctora me dice: “Es de la quimio. Hiciste todo lo del librito, no te faltó nada”
    FN: Siempre fui buen alumno. Si me tiro un pedo en el agua y no hace burbujas… ¿es de la quimio también?

Insisto… no pretendo hacer apología de la “autoayuda”, los que me conocen saben que lejos estoy del género (aunque bien conozco sus beneficios económicos).

Fue un primer mes de enfermedad muy duro, no podía comer y vomitaba todo el tiempo, bajé 30 Kilos y en un cuerpo de 80, creéme que se nota. Pasada esa etapa y en cuanto pude empezar a alimentarme, mi cabeza cambió, entendí que realmente me quedaban un par de cosas que hacer todavía por acá abajo: ver crecer a mi sobrino y tener mis propios hijos (por ejemplo).

Además conté y siempre voy a contar con el apoyo y el ejemplo de alguien que padeció esta enfermedad (aunque de otro tipo) durante muchos años y que nos abandonó, precisamente ayer, despues de mucho pelearle a este inquilino que no firma contrato y se nos instala sin preguntar y porque sí; desde acá vaya mi homenaje a mi Tía/Madrina. Loly: sé que me leeras en el ciberespacio del cielo y enterate que los que nos quedamos por acá, no estamos felices pero sabemos que, a pesar de nuestro egoísmo, aliviaste tu dolor. Vas a seguir cuidándonos y guiándonos siempre. Y como te dije una y mil veces: No me voy a dejar vencer. ¡Gracias por demostrarme que esta enfermedad de mierda no puede con quien no quiere!

Fernando A. Narvaez
Ilustración: Ciruelo

PD: Si bien no es un relato como el que seguro pretendía, quiero dedicarle este escrito a Tamara, que cumplió años el 11 de Noviembre y me pidió dos cosas: la segunda era un cuento, aunque no cumplí creo que esto tiene que ver más con lo primero que me pidio. Te quiero mucho ruluda.

Anuncios

Posted in Humor, Incoherencias, Misceláneas | Etiquetado: , , , | 15 Comments »

¡Aprendí…

Posted by Fernando Narvaez en octubre 20, 2006

Algunos datos sobre la página que estás visitando:

Ya todos, o la mayoría, saben que he paseado por más de un servidor de Blogs (Blogia, Blogger y WordPress) y que he mutado varias veces (Flamingos, Maldito Duende y, hoy, Héroe de Leyenda). El caso es que en cada mudanza, como es natural, he perdido varias cosas, entre ellas los links. Por eso es que he agregado un botón en la sección “Enlaces”, con el cual podés mandarme un mail para decirme: “Linkeame Idiota” y yo te linkeo, obedientemente.

Para los que no lo sepan, a principios de año he editado mi primer libro: “Maldito Duende… relatos desde el Blog” El cual se pueden descargar (una parte, no más) haciendo click en la imagen de la tapa que está “a la derecha de su pantalla, señora”. Sabemos lo difícil que es entrar en el mundo editorial sin prostituirse, pero mi intención es trascender más allá de lo comercial, por eso es que estoy trabajando en el segundo libro para ponerlo completo a disposición de quien quiera bajarlo, pero esto es algo que está demasiado verde.

Lo que también le faltaba a este blog, es la sindicación y se la agregué, también, a la derecha, justo abajo de la tapa del “Broli” y pueden suscribirse haciendo click en cada ícono. Por ahora: Feedblitz y Bloglines, ya veré como agrego algún otro. De momento, para los que tengan otros lectores de feed, el de este sitio es https://heroedeleyenda1.wordpress.com/feed. Si bien yo mando las actualizaciones vía mail, tengo miedo de molestar, si a alguno le jode me dice. Lo mismo que mis contestaciones a los comentarios vía mail, lo hago porque considero que si alguien se toma el trabajo de comentar, es bueno que se entere que, al menos, le contesto. No veo mal que no se haga, sólo que mientras pueda lo seguiré haciendo (tampoco somos tantos)

Pero bueno, el título de este post es: ¡Aprendí… y lo que aprendi fue a…

… a poner videos!
Por eso les dejo este clip del Gran:

Enrique Bunbury.

Buen fin de semana

PD: En cuanto a la bajada del libro, los que lo hayan hecho no dejen de dejarme sus críticas.

HDL

Posted in Humor, Misceláneas, Videos | 29 Comments »

Foto en la Playa

Posted by Fernando Narvaez en octubre 13, 2006

(Otro Adelanto)

Ella era una de esas damas de la “Alta Sociedad” (según ella y sus amistades): Casa en pleno barrio de Belgrano, una mansión en uno de los barrios privados más importantes de la zona de pilar. Habitué infaltable de todas las jornadas de Polo que se desarrollaran en los exclusivos Clubes Hípicos.

Tenía alrededor de 35 años y una figura de cirugía estética de las mejores pagas. Ella, junto a unas amigas, habían tomado un avión hacía unos meses y recorrieron toda Europa.

Pasados unos meses de su retorno, decidió venir a la librería con la siguiente inquietud:

– ¡Buenos días!
– ¡Buenos días! – respondió la vendedora con sonrisa de vendedora
– Sorry! ¿Dónde tenés los libros de fotografía?
– Mirá, justo en este sector. ¿Buscás algún libro en particular o querés mirar vos sola?
– Tipo que… a ver si me podés ayudar. ¡Nada! Mirá, yo estaba hace unos meses tomando, tipo que, sol en una playa de Italia, viste. De repente vino un fotógrafo y me sacó, tipo que, una foto, y me dijo que era para un libro que estaba por sacar. ¿Vos sabés cuál puede ser?
– La verdad que no ¿el fotógrafo te dijo su nombre? – Preguntó la vendedora sabiendo que era un caso perdido
– Nada! Me dijo que era re famoso. Vos tenés que saber quién es…
– Lamentablemente, si no me das un dato más no puedo saberlo.
– Pero… ¿No me viste a mí en ningún libro? – dijo la “diva” sacándose los anteojos
– Insisto.. lamentablemente no
– Tipo que… si no saben nada, ¿Para qué trabajan en una librería?
– ¿…?

Otra que se fue maldiciendo la poca idoneidad de, en este caso, una vendedora. 100% nivel – 0% cerebro.

Posted in Humor | 26 Comments »

Proyecto Librería

Posted by Fernando Narvaez en octubre 11, 2006

Muchos de los que pocos que por aquí pasan quizás lo sepan, otros talvez no. A éstos últimos les cuento que quien firma estos post desde hace más de un año, trabaja en una librería. Sí, soy librero/empleado en uno de los locales de una de las más prestigiosas cadena de librerías de la Argentina (su nombre no viene al caso, si la empresa quiere publicidad que pague)

El caso es que, junto a un par de compañeros estamos embarcados en el armado de un nuevo blog. Será como una especie de anecdotario. El mismo contendrá historias de libreros: pedidos, clientes, vendedores y cajeros exóticos deambularán por sus post (nada que no se hay hecho antes). La idea es publicar un artículo diario (sólo si el cuerpo aguanta). Lo que sigue es sólo una muestra a modo de testeo.

Junto a mis compañeros de ruta esperamos sus opiniones y ansiamos hacerlos pasar un buen momento.

—————>>>>>=<<<<<—————

Cajero perdido en el tiempo

El sujeto es un tipo que, según él, está para mucho más que sólo cobrarle a los clientes y, en su afán por demostrarlo, se escapa de la caja cuando casi nunca debe hacerlo. En busca del tan solicitado libro y después de cinco minutos de búsqueda infructuosa, arremete contra el vendedor, o sea… yo.

– Che, Fer… ¿Dónde está el nuevo de Dante Alighieri?
– ¿El nuevo de quién? ¡Ese se murió hace cinco mil años!

Me mira con la expresión típica que me dice que soy un tarado y suelta:

– ¡Si en la computadora dice que “La Divina Comedia” es novedad!

Sin palabras

—————>>>>>=<<<<<—————

De colores

El señor que ingresó a la librería debía contar con unos, aproximadamente, 45 años de edad. A simple vista, un tipo de lo más serio y de lo más común. Hasta que buscó al vendedor más cercano:

– ¡Che, nene!
– Buenas tardes, señor

– ¡Cuchá! Estoy buscando un librito pero no me acuerdo el título ni el autor
– ¿Se acuerda de la temática del libro?

– No, pero es de color azul
– ¿Algún otro dato, señor?
– ¡Dejá, pibe! Dejá que lo busco yo

Y se fue en busca de la estantería más cercana de los casi 400 metros cuadrados del local. Pasó menos de un minuto cuando encuentra a una de las vendedoras.

– ¡Che, nena! ¿Cómo carajo tienen ordenados los libros acá?
– Por orden alfabético del apellido del autor… señor – le contestó la vendedora aunque no le gustara el trato del sujeto.
– ¿No los tienen por colores? ¿Así como mierda quieren que uno encuentre las cosas?

El señor se fue del local maldiciendo la falta de tonalidades en el salón de ventas.

—————>>>>>=<<<<<—————

Esto es más o menos lo que pretendemos de nuestro futuro blog. Esperamos sus quejas en la sección comentarios y, por qué no, sugerencias para título de la nueva bitácora.

HDL

PD: Como cada vez que veo algo semejante, quiero agradecer, en este caso a Verónika que ha publicado este texto mío. Son pequeñas cosas que a uno le acarician el alma. Y pido el favor de quienes me quieran ayudar a agradecerle, lo hagan en su Space: Click Aquí

Posted in Humor | 39 Comments »