MALDITO DUENDE

Hé oído que la noche es toda magia, y que un Duende te invita a SOÑAR

Posted by Fernando Narvaez en enero 3, 2006

Se habían estudiado durante años con sumo detenimiento, deseándose en silencio y esperando la oportunidad del zarpazo letal.

Él había surcado los mares abordando barcos ajenos y naves sin capitán.
Ella, dueña de sí misma y con su futuro asegurado, se dejaba llevar por la vida como en una barranca. Ciega no se daba cuenta que la dirección era hacia abajo.

Él sabía con exactitud los movimientos que debía llevar a cabo para exponerla al máximo placer.
Ella era experta en dejarse llevar por el hombre en cuestión poniendo los límites en el punto justo y haciéndole creer que no era ella quien manejaba la situación. Para ella, él era quien la saque de su eterno letargo.

Él tenía todo estudiado. Empezaría por besarla lentamente.
Ella dejaría que lo haga.

Él comenzaría a acariciarla muy despacio descubriendo e investigando cada centímetro de su cuerpo.
Ella se estremecería con su tacto y correspondería sus caricias y su investigación.

Él le desprendería uno a uno los botones de la blusa y le arrancaría con dulzura salvaje o dulce salvajismo su corpiño.
Ella haría lo propio con su camisa para luego seguir con la cremallera de su pantalón.

Él notaría la dureza de sus pezones y los atacaría con su lengua.
Ella enredaría los dedos en el pelo de aquel semental y desde la nuca le llevaría la nariz al espacio entre sus pechos.

Él pondría las manos en sus nalgas levantándola del suelo y haciendo que ella lo abrace con sus piernas.
Ella, al sentirlo viril y muy bien dispuesto mientras se daba cuenta de que él sentía su humedad, dejaría caer su cuerpo de espaldas contra el colchón arrastrando al macho sobre sus piernas bien abiertas para que la penetre de una vez.

Él, perro de presa, sabiendo que ya la tenía a punto y conociendo las ansias compartidas, jugaría un poco más y buscará su sexo con su boca libando su humedad.
Ella no se quedaría atrás y haría lo mismo de forma simultánea.

Él la penetraría a ella.
Ella se penetraría con él.

Él y ella. Ella y él. Juntos en el momento máximo del placer

Él se despertó al rato sobresaltado con la voz de ella que le decía:

"¡SULTÁN! ¿Qué hiciste? ¡Otra vez measte la cocina! ¡Te voy a matar!"

Él paró las orejas y con la cola entre las piernas fue a esconderse debajo de la cama evitando el zapatillazo.
Pero a pesar de saber que su sueño jamás sería cumplido por la diferencia de clases. Sultán sabía perfectamente que su dueña lo amaba.

Fernando A. Narvaez

Anuncios

14 comentarios to “”

  1. Lukre said

    hola fer…digo duende..
    he visto que has vuelto a tu diseño original, mejor, el fondo negro daña los ojos.
    te he estado leyendo en el post del 2, menudo coñazo la gente no?
    un super beso y nos leemos…

  2. Eh… no sé si estos días ando tonta, pero excepto que esta historia tenga una explicación por debajo que yo no haya comoprendido, está muy bien pensada y linda, hasta que llega a que es el perro quien se imagina tanta cosa… no sé, me da feo…

    No me gustaría ver a mi perro imaginándose algo similar… Discosting… Bueno, en fin está muy bella quitando esa parte…

    Ojo, aclaro, esta es mi opinión, mi gusto sobre las cosas, habrá muchos a los que este tipo de cuento les encanten, para gustos los colores!!

    Un beso Duende… Enormeeeeeeee…..

  3. Juan Pablo said

    buena historia.
    Esa fantasía viene de los griegos, quienes pensaban mucho sobre el amor de la bestía hacia los humanos(en el marco de sus seres mitológicos).
    Pienso y me pregunto, no será esta una forma de explicar la fascinación que mucha gente siente con la idea de una vida superior fuera de nuestro planeta.
    Acabo de descubrir tu blog y seguiré leyendote.
    te invito a que te des una vuelta por la casa(blog)
    saludos

  4. Emma said

    Don Duende!!!!!
    Ja, aunque no soy muy amiga de la zoofilia, su texto me encantó (como de costumbre)

    Saludos, Señor Don Duende! Nos leemos!

  5. Blue Moon said

    muy buenos detalles, sueño canino que conoce bien la sexualidad femenina.

  6. LUKRE: Hola Lukre… digo Lukre. Usted puede llamarme Fer sin ningún escrúpulo. Y si, en relación al post anterior, me molesta demasiado aunque me digan que no se puede hacer nada o que ni me caliente. Los voy a seguir mandando al frente. BESOS

    CON SAL EN LOS LABIOS: Vaya un poco más allá, se trata de hacer notar que a pesar de las diferencia de clases sociales, todos tenemos derecho a soñar. Si hubiera puesto un negro y una rubia o un judío y una católica, me hubieran tildado de antisemita. ABRAZO

    JUAN PABLO: Gracias por su visita y ya me pego una vuelta por su casa. ABRAZO

    EMMA: La zoofilia la practican los humanos con los animales. Esto es solamente un perrito que está soñando. BESAZOS

    BLUE MOON: Le juro que no sé quién le habrá contado. BESOS y gracias por su visita y su comentario

  7. Aaaaaah que agradableslos perros que no fuman despues de hacerlo, las ovejas que no hay que invitarlas a cenar antes, las conejas de Playboy, las gatas del Z hotel… bendita zoofilia!

  8. Shely said

    Ah .. q final! No me lo venia venir ..
    Me gusto .. aunq bueh .. no es muy linda la idea de q el perro te tenga ganas, vio?

    Saludos.

    Lo agrego a mis leidas diarias.

  9. Guadalupe said

    Mi duende amigo….FASCINANTE!! nos volvemos un poco remilgados a la hora de leer, se nos olvidan las licencias del escritor quien puede poner a sus personajes en las situaciones mas impensables, me encanta esa imaginacion suya.
    Además porque no podemos creer en una historia de amor imposible asi de diferente? por lo menos los perros son mas fieles que muchos “humanos”,nuestra “zoociedad” da para todo. Y esto nada que ver con la zoofilia por dios!!
    BESO CANINO

  10. Sultán no contempló la posibilidad de abrir una escuelita para hombres?

  11. Nostalgia said

    yyy…
    se me enfriaron las ganas….pensar que era el perro!!!
    ingenioso, pibe, ingenioso
    feliz 2006 duendecillo ♥

  12. PACHA: De eso se trataba. De tomarlo con humor. ABRAZON

    SHELY: Bienvenida y es precisamente el efecto que buscaba, la sorpresa ridícula. BESOTE

    GUADALUPE: Exacto, mi querida, exacto… LICENCIAS. Pero creo que éstas historias imposibles están palpables en los humanos, todo el tiempo. Incluso nosotros mismos juzgamos los sueños de la gente, como dije antes: el indigente moreno puede soñar con la rubia rica sin que ningun de nosotros lo juzguemos. Así y todo, lo llevamos a cabo. GRACIAS pòr la comprensión. BESAZO

    NO SOY PENÉLOPE: JA! Se lo sugeriré. BESOS

    NOSTALGIA: Las ganas de qué? BESO DIOSA

  13. Fer, corazón mío…¿Qué tal estás?
    Espero y te deseo un muy feliz año que recien acaba de empezar..
    Que todo te sonría en esta vida….
    Millones de besos.

  14. Viollacea said

    y yo me había sentido identificada, pero no presagiaba el final de la histora, me hizo esbozar una sonrisa.

    humm gracias por la recomendación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: