MALDITO DUENDE

Hé oído que la noche es toda magia, y que un Duende te invita a SOÑAR

En el Bondi

Posted by Fernando Narvaez en diciembre 7, 2005

Dispuesto a encarar mi nuevo día laboral, tomo mi mochila y parto raudo hacia la parada del colectivo. La línea que me deja a una cuadra del trabajo es la 41, pero podés ponerle el número y ramal de la línea que se te antoje, no es un dato mayor ni relevante. Voy con los auriculares calzados y las monedas listas en la mano.

En la cola de espera hay poca gente, por ponerles un nombre están: Luis, 16 años con un libro en la mano y despuntando el vicio de la lectura. Un poco más atrás y desplegando todo su amor se encuentran Carlos y Paula, besándose y haciéndose las caricias esas que te hacen pensar: "¡Qué lindo que la gente se quiera! Pero ¿no podrían quererse sin darle hambre a los indigentes de caricias y besos postergados?" No importa, me sumerjo en las canciones y miro para otra parte.
Un poco más atrás se encuentra Marta con su hijo Lucas de 2 años en brazos, lo cual me hace perder automáticamente mi turno de subida al vehículo. No me preocupa demasiado, al fin y al cabo soy un caballero.

Después de 10 minutos de espera asoma la trompa por la esquina el colectivo esperado. Todos estamos listos para treparnos y emprender nuestro viaje. Luis, caballero gentil, cierra su libro y hace lugar como para que pase la dama que estaba con su hijo, hago lo propio y Carlos no se percata (quisiera creer) y la empuja a Paula arriba del móvil ¿Atrás subieron Marta y Lucas? ¡No! Subió Carlos, al cual no le alcanzó el tiempo en la parada para separar las monedas y delante de la máquina expendedora se pone a hurgar entre los bolsillos, todas monedas de cinco centavos que va poniendo de a una por vez mientras nosotros seguimos esperando. Las monedas no le alcanzan, como era de esperarse, y Paula acude en su ayuda desde el segundo asiento doble que, dicho sea de paso, eran los únicos libres. Mientras, a todo esto, el muchacho sin monedas ni siquiera fue capaz de dejar pasar a la madre que esperaba detrás de él con el hijo que empezaba a ponerse fastidioso.
Finalmente y luego de destruir la alcancía porcina que tenía en el bolsillo, la pareja se sienta feliz a seguir besándose en el segundo asiento libre del colectivo.

Marta saca su boleto, sube Luis y cuando me encuentro a punto de poner mi pie en el estribo la veo, venía corriendo desencajada como si fuera el último colectivo de la galaxia: "¡Parálo! ¡Parálo que no llego!" Le pido al chofer que espere un segundo y le hago lugar a Silvana para que finalmente consiga llegar a la meta olímpica impuesta por su no salir a tiempo de la casa. Fui preparando en mi garganta las palabras: "No hay de qué" al pedo porque ni gracias. Haciendo valer el derecho adquirido constitucionalmente, la mina se subió al colectivo con todo su poder de mala educación en la frente. Lo solucioné con un pequeño pisotón en el tobillo sin siquiera pedirle disculpas. ¡Jodete por maleducada!

Pasado el tiempo consigo sacar mi boleto, en mis orejas sonaba un tema de Bunbury y al llegar al fondo del colectivo la veo a Marta con Lucas sentada en el sexto asiento simple. ¿Cómo llegó hasta ahí si Carlos se sentó con su novia en el segundo asiento doble? ¡Rata!

Me sitúo pasada la puerta del medio del colectivo mientras sigue subiendo gente, nadie baja pero no molesta demasiado ya que no es un viaje largo, quince minutos a más tardar. Nada grave. A mi lado se encuentra Jimena con cara de haber trabajado toda la mañana y con el evidente calor que nos agobia a todos. De pronto un oasis. Se desocupa el asiento posterior inmediato al de Marta y su hijo, Jimena se relame ante la posibilidad de descansar sus piernas. Pero no se había percatado del chacal que acechaba escondido a un metro y medio de distancia. Javier, de unos 35 ó 40 años, al ver que la persona que estaba sentada se preparaba para bajar, puso una rodilla en tierra, la punta de los dedos en el piso y levantó su culo esperando el disparo que lo consagre en los cien metros llanos. Se cruzó entre ella y yo arrastrando mi mochila sacándome los auriculares de la cabeza, haciendo que Jimena pegue un salto hacia atrás y, como es obvio, sentándose él.

Decido darme vuelta enfocándome hacia los asientos dobles y evitando así escupirlo en la cara, ya ni reconozco a quien canta en mi cabeza. A mi izquierda una pareja charlaba amistosamente, poco faltaba ya para bajarme cuando se desocupan los dos asientos que tenía delante de mí, claro está que no iba a sentarme si faltaban tres paradas para mi abandono del móvil. Le abro paso a la pareja pero cuando estaban por encarar hacia el asiento, agradeciéndome de forma cortés, se levanta una vieja que estaba en el asiento de adelante y, amagando a bajarse, se aventura hacia el asiento libre en busca de la ventanilla separando así a la pareja. Incrédulos la miramos los tres.
Al mismo tiempo lo veo a ése Javier que a las seis cuadras de empezar su carrera hacia el asiento, se baja.

Ya me daban ganas de romper el colectivo a patadas cuando me tenía que bajar. No hay cosa que me ponga más paranoico que tocar el timbre en el bondi con el discman funcionando, no oigo si suena y odio enfrentarme a la pregunta estúpida de: "¿Bajás en esta?" – "Y sí tarado, bajo acá no escuchaste que toqué el timbre"

Por no enfrentarme a ninguna de las dos situaciones siempre intento dejar que alguien baje primero.

Pero no contaba con Carlos y Paula. Estaban preparados para bajar y a punto de tocar el dispositivo que hace que el conductor pare y abra la puerta, cuando a 30 metros de la parada Paula que dice: "No es esta, es la otra"

Terminé bajándome dos cuadras más adelante y a punto de estallar de bronca. Viendo cómo nos cagamos mutuamente y todo el tiempo. Y noto que eso no pasa en el colectivo solamente, pasa en todos lados; en la calle, el trabajo, en la escuela, en la vida.

Ojalá existiera un lugar donde éste bondi pare y nos permita bajarnos de este mundo ególatra y omnipotente en el cual nos ha tocado desenvolvernos.

Fernando A. Narvaez

Anuncios

29 comentarios to “En el Bondi”

  1. El colectivo es la lupa de nuestra sociedad, es mi objeto de estudio desde hace más de una decada. Yo creo que en el bondi no hay caretas, se ve como somos realmente y a veces asusta. Salud vecino! Viva el 41, la milanesa con fritas y el Google!!! (?)

  2. Soy una persona afortunada, para ir a mi trabajo o a la escuela de mis hijos no debo tomar ningún transporte, caminar es lo más maravilloso que puedo hacer por las mañanas cuando el frío del invierno quema mis mejillas y me llena los pulmones de aire fresco. Lo que si es que diario tengo que luchar contra los conductores que parece que son daltónicos y jamás te dan el pase aunque el semáforo lo indique.
    Un abrazo duende, como siempre excelente tu manera de expresarte.

  3. Albus said

    Voy y vuelvo caminando del trabajo, pero si puedo eliminar a una línea entera junto con usuarios, dueños y conductores haría eso con el 24, no puede existir una peor.

  4. Bueno Duende… Sinceramente te hago una pregunta: ?Tú me quieres dejar muda? …… Espero al respuesta…

    Y te digo esto porque cada vez que te leo, me impresionas tanto, que me quedo sin palabras…

    El colectivo… vaya que si demuestra lo que realmente somos, es como que ahí sale nuestro verdadero yo, salen las cóleras frustradas porque no le cedan el campo a una chica embarazada, o por tantas otras cosas. Por la mañana, nos agobia porque es más o menos, cómo empezamos el día; y por la tarde, porque es nuestro camino a casa, ya cansados, y con el cuerpo más pesado.

    Me fascinó!!!

    Por cierto, me alegra leerte y saber que estás…

  5. PAME said

    Buenas…esta historia me hace acordar a viejos tiempos…cuando iva al cole…cuando iva a la facu…cuando voy de vez en cuando a lo de mi prima q me tengo q tomar la TALP, en la cual estoy pensando todo el viaje si el chofer me va a decir cuando este bajando…”tu boleto era hasta la parada anteriorr…”…diossss!!!…por q carajos voy a pagar un poquito mas un boleto cuando toda mi vida lo pague 2.80!!!!!!….me sacan de las casillas…obviamente lo miro con cara de “no rompas…”…y me bajo sin decir palabra…dicen q una mirada vale mas..asi q..el sabra lo q le quice decir…jeje…(sabran…porq fueron varios…).
    Y bueno cuando tenes unas ganas tremendas de sentarte a causa del cansancio q uno tiene y saber q lo espera un viaje de mas de 1 hora, y no poder hacerlo ya q el el micro esta mas q repleto…un bajon.
    Nunca faltan esas personas con cierto perfume demasiado fuerte para nuestras narices…guacala!!…
    Hay otras muchas cosas q decirrr!!!Pero bueno, la voy a cortando aca porq ciertos asuntos reclaman de mi atencion…Besos y Abrazos para todos…

  6. Emma said

    Hermoso, Don Duende!
    Como de costumbre, me encantó su texto
    ¡Qué buena descripción de lo que es un viaje en colectivo!
    Por suerte yo también viajo nada + que 10 ó 15 minutos en este simpático medio de transporte.

    Saludos, Sr. Duende!

  7. Habrá que Animarse said

    Sigamos pues soñando amigo.
    Sigamos caminando mientras se pueda, y ver si alguien en estos blog propone una “cadena de favores”…eso si que estaria bueno, y por supuesto la largada es tuya.

  8. Tam said

    Como ud dijo .como la realidad misma…..
    Intento optar por la bicicleta….
    Ya que si me pongo a contar las horas de mi vida qeu pase arriba de un bondi!!!! Me agarra un ataque!
    Espectacular tu manera de relatar…el bondi realmente es objeto de estudio.donde surgen verdaderas personalidades….las verdaderas…la mayoria de las veces nos encontramos con la poca tolerancia la mala educacion y nos deleitamos con un pequenho gracias de algun que otro incauto al que le cedemos el asiento…o lo ayudamos con algo…..
    Yo por mi lado sigo saludando al colectivero…buen dia buanas tardes buenas noches! y creeme que mi miran como si fuera de otro planeta o te regalan un sonrrisa impagable
    Un abrazo nene

  9. Isa said

    hola mi duende favorito

    acá le decimos “micro” al colectivo, y es bastante variopinto andar en él,hay de todo,el que se sube a vender helados,las señoras con mil hijos que intentan acomodarse en tan poco espacio, ahí me pregunto…no conocen los condones,las píldoras? bueno, estan los aislados como yo con su Ipod…y asi,una fauna bien heterogénea

    un beso

  10. Libertad said

    Increible verdad¿!?
    Creo que mientras más pasa el tiempo más nos acostumbramos a esos malos tratos y momentos de irritación…y no es bueno acostumbrase a cosas malas…
    tenemos que ver como cambiar esa situación por lo menos en nuestras vidas…gracias a los que nos demostraron que tenemos otras opcines…caminar y andar en bici…ya siento el aire fresco….
    Gracias por este post…
    ahh y gracias por el paso por el mío…un buen ejemplo el país del Nunca jamás…
    nos leemos.

  11. Lukre said

    el 41 vaya, yo lo tomaba para ir a la facultad.
    un beso

  12. Guadalupe said

    Duende querido lo vivido por ti lo vivimos a diario en grandes urbes o pequeñas ciudades como la mia, siempre hay depredadores merodeando acechando, el mismo ejercicio que haces tu hago yo, miro, critico, me emputo, me conmuevo,interrogo que nos pasa…..parece que esos colectivos tienen el poder de sacar nuestro lado mas oscuro.
    Tu lo relatas de una forma unica e increible,hermosamente….
    ME ENCANTO!!sigo siendo tu fan numero uno!!!
    BESO COMPLICE

  13. Pierre said

    Historias de Bondi…si en resumidas cuentas nos pinta como somos..Justamente ayer vi. una en el vendí…que me mato completamente.

    Joven, argentino, 23 años aproximadamente, estado civil…borracho….

    Sube al colectivo…y me encara efusivamente pidiendo que le regale una moneda….obviamente le dije que no…(Se lo merecía, si vas a empedarte así..tene la precaución de por lo menos guardarte un peso)

    Ante mi negativa, le pide a un señor mayor una moneda..El señor muy gentilmente le ofrece 1$. el borrachin ni gracias.

    Agarrá la moneda y la introduce en la maquina…retira el comprobante y el cambio….

    ! Y que hace con el cambio……. se lo guarda el ratón!

    Todo el colectivo vio la situación..y todos en el bondi le pusieron una cara de no podes…..(igual no le importó demasiado)

    Pasaron 20 minutos….y se bajo normalmente..

    En fin…cosas que en el bondi suceden.

    Un abrazo

  14. AMEBA said

    EL—–AMEBA.BLOGSPOT.COM

  15. PACHA: Ampliamente de acuerdo con usted, sin duda, el colectivo es uno de los lugares más simples que nos muestran la basura que somos y cómo nos pisamos la cabeza por un asiento de mierda. ¡Viva la Patria, Carajo! ABRAZO

    SUSANNCASITILLO: Los automovilistas también son y somos material de estudio, ya se me ocurrirá algo al respecto. BESO

    ALBUS: ¿Usted viajó últimamente el el 93? ABRAZÓN

    A: El sueño de todo hombre es poder hacer que las mujeres se callen. ¿Respondí? BESAZO

    PAME: Los colectiveros… ja! ya me voy a encargar de ellos también, de todos los malos y de los dos ó tres como la gente. BESORROTAZO

    EMMA: Gracias por lo de la descripción y, ¡qué suerte que puede verlo como un medio de transporte “simpático”! BESONTOTE

    HABRÁ QUE ANIMARSE: Soñemos entonces. Juro que desconozco lo de la cadena de favores. ¿Me explica? BESAZO

    TAM: ¡OK! Yo también saludo al colectivero y muchas veces el que mira raro es él. Ahora… te quiero ver en bici desde la villa hasta Moreno en dos horas. BESOTIÑOS

    ISA: Me encantó la palabra “Variopinto” hace mucho que no la leía. BESOS

    LIBERTAD: Gracias a usted por volver y por su comentario. BESAZO

    LUKRE: Otro beso pa’ ti

    GUADALUPE: Hay muchísimas situaciones más, creéme, hace tiempo que vengo pensando en este relato y me quedé en un 10% de lo que realmente tengo en la cabeza. Es una carnicería constante. BESOS

    PIERRE: En el caso que relata coincido con usted en el sentido de la precaución con la moneda pre-pedo. Ahora, creo que el colectivero es un tarado por permitirlo, al fin y al cabo no dejamos de ser clientes de la empresa que nos lleva y los colectiveros no hacen una mierda para que sus clientes viajen cómodos. El día de la marcha “Antibush” veníamos con mi novia en un bondi que venía del centro y me tuve que bancar que un “borrachín” venga vomitando todo el viaje, el colectivero como si nada. Bueno, me excedo y todo esto es motivo de otro relato. ¡YA VENDRÁ! ABRAZÓN

    AMEBA: ¿Se supone que ahora yo tengo que ir a su blog y leer sus escritos y comentarle lo maravilloso de sus letras? ¿Se supone que la gente que visite estos comentarios debe ir y hacer lo mismo?
    Tal vez no conozcas los códigos nene o nena (no me interesa lo que sos) pero si querés que te lean lee y comentá. La publicidad no es gratis. Que te vaya bien bonito.

  16. Gons! said

    ahá… te había dejado un comentario pero aparentemente se borró o no se publicó o vaya a saber que carajos pasó.
    Era demasiado largo, pero en síntensis quiero decirte que esa impotencia que sentís, es la que sentimos muchos, cuando ves que si bien no sos perfecto, al menos te calentás por no romperle las bolas demasiado al otro, pero lamentablemente “el otro”, ese pedazo de hdp no se calienta tres pitos por aunque sea no joderle la vida a los demás… qué sé yo hermano, non calentarum… ésa es la consigna, y seguir siendo dentro de todo, una buena persona.
    Te mando un abrazo

  17. Tam said

    NO se si a Moreno pero a retiro ida y vuelta todos los dias…lo hice durante dos anios….!!!!
    JA!

  18. Tam said

    Me olvidaba…..
    ALUCINANTE EL TEMPLATE!!!!!!!!

    Un abrazo….

  19. Nostalgia said

    Pero, Duende!
    cómo haces tan complicado algo tan sencillo como bajarse del colectivo?
    estos poetas, Dios mío…………
    besote ♥

  20. jajaja
    Me encanta el estudio sociológico de los buses, dice tanto. Y me encantó cómo escribes. Volveré por estos lados.

    saludos!

  21. GONS: Creo que diste en la tecla, debemos ser buena gente más allá de la hijaputez de algunos. ABRAZÓN

    TAM con MORRISON: Gracias. MUCHAS GRACIAS

    NOSTALGIA: Y no te voy a andar contando cuando el tiembre no suena, sino que es una luz que se le enciende al colectivero en el tablero. NOOOOO me vuelvo loco. BESOS

    INDIANGUMAN: Como dije antes, hay material para seguir escribiendo varios tomos. Gracias por sus conceptos y su visita. BESAZO

  22. No lo puedo creer…

    Qué son esas maneras? Que el sueño de todo hombre es hacer que las mujeres se queden calladas!!!!

    Me has matado de la risa… Pero, en realidad no lo creo, no del todo…

    Un beso enorme!!

  23. LiquidLove said

    Francamente pense que era la única con la paranoia cuando uso mi walkman en el bondi…
    Francamente a veces la gente da asco, pero yo siendo mujer sigo dando el asiento y dando espacio, aunque otros no lo hagan o me miren como si fuese bicho raro.Y si no me dicen gracias por dar el asiento…Allá ellos, suficientes gracias doy yo a mis padres por la educación que me dieron,supongo.
    Un abrazo!

  24. Habrá que Animarse said

    Duende!!!!!!!!!!!!! mira la peli! buscala y mirala please. Se llama Cadena de favores y habla de eso, no hay mas palabras.
    Vos imaginate que poquitas personas se propongan hacer un favor a tres personas, y a cada una de esas personas que ayudó le diga que lo unico que le debe es hacer un favor a otras tres personas, y esas tres personas cada una a otras tres!!!!!!!!!! Cerra los ojos…imaginalo

  25. ApEsAr De LaS mUcHaS mAs De 10 hOrAs De viAjE pArEcE kE vIvImOs En El MiSmO mUnDo FeR… AkA lE dEcImOs “Trasmilenio” JaJaJaJa DiZkE “Cultura Cuidadana”… MuY pArEcIdO a Lo Ke EsCrIbIsTe… O a RaToS pEoR… pErO wEnO… yA eStA tOdO dIcHo… VoY pOr Mi BiCi…

  26. CON SAL EN LOS LABIOS: Brindo por su risa. BESOS

    LIQUIDLOVE: Gracias por su visita y lo peor que me puede pasar son esos colectivos llenos en los que el timbre le prende una luz al chofer y no se escucha. BESOS

    HABRÁ QUE ANIMARSE: Prometo verla, plantea una idea interesante. Gracias por la sugerencia. BESAZOS

    •]k[Ůؕ: Qué lío como escribe. Viva la Bici. BESAZOS

  27. Nat said

    Si, o sos sin caretas o pasas en transe existiendo lo menos posible.

    O, tercera posibilidad, te cagas de risa, imaginás la vida y nombres de la gente y si estas muy osado, hasta te podes inventar a una personalidad excéntrica y jugás

  28. Por eso yo escribo sobre el bondi. Te invito a ver algunos de mis cuentos en http://www.cuentosdelbondi.com.ar.
    Un fuerte abrazo.

    Pablo

  29. PABLO FRANCHI: Ya he pasado. Gracias por la invitación. Como habrá visto yo no sólo escribo sobre el bondi. ABRAZÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: