MALDITO DUENDE

Hé oído que la noche es toda magia, y que un Duende te invita a SOÑAR

Orgullo

Posted by Fernando Narvaez en julio 7, 2005

Decime en qué momento de tu vida, no sentiste el aroma, o no viste asomarse el hocico de tu torpe orgullo, detrás de tu silencio, detrás de tu "presunta" autosuficiencia (¿?)

En mi caso, todo el tiempo. Y por ese orgullo me he perdido grandes cosas en la vida.
¿No pensaste en cambiarlo? Yo sí.

Fernando A. Narvaez

Anuncios

14 comentarios to “Orgullo”

  1. Fragilidad said

    PARA SERTE SINCERA Y AUNQUE NO ME LO CREAS NUNCA LO SENTI , TAL VEZ POR QUE PRECISAMENTE NO ME GUSTAN PERDER COSAS QUE AMO EN LA VIDA Y A PESAR DE SENTIRME MAL MUCHAS VECES SIEMPRE ESTOY AHI,PRINCIPALMENTE POR QUE SIENTO QUE CUANDO HAY AMOR , NO HAY ORGULLO…POR QUE DEBE SER MAS IMPORTANTE ESE AMOR QUE EXISTE , SI ES QUE EXISTE …BESOTES COMO SIEMPRE

  2. Tam said

    Hay que guardarse el maldito orgullo en lugares oscuros, sobre todo cuando lo usamos de mecanismo de defenza…..es paradogico Maldito Vendito Orgullo tu eres…
    A seguir: ejemplo de los …mas claro hechále agua….

    TRATADO DE IMPACIENCIA
    Joaquín Sabina

    Aquella noche no llovió,
    ni apareciste disculpándoáne,
    diciendo, mientras te sentabas,
    "perdóname si llego tarde".

    No me abrumaste con preguntas,
    ni yo traté de impresionarte
    contando tontas aventuras,
    falsas historias de viaje.

    Ni deambulamos por el barrio
    buscando algún tugurio abierto,
    ni te besé cuando la luna
    me sugirió que era el momento.

    Tampoco fuimos a bailar,
    ni tembló un pájaro en tu pecho
    cuando mi boca fue pasando
    de las palabras a los hechos.

    Y no acabamos en la cama,
    que es donde acaban estas cosas,
    ardiendo juntos en la hoguera
    de piel, sudor, saliva y sombra.

    Así que no andes lamentando
    lo que pudo pasar y no pasó.

    Aquella noche que fallaste,
    tampoco fui a la cita yo

  3. syqnus said

    GRAN JEFE, no me andará cabeceando bajo usted? Fí­jese que habla del orgullo (del que yo clasifico como el malo, recuerde que está el bueno también) y en realidad es sé lo que "nos" (sabe a lo que me refiero) somos cabezones por naturaleza, tercos, esa es la palabra. El orgullo hay que metérselo en el upite (por ser sutil) y no darse tanto contra la pared a posteriori (sino terminamo'con la sabiola rota (ni hablar del corazón)) Un abrazo amiguero, y acá estamos pa'lo que necesite.

  4. padieg said

    Uffff, a quién no le pasó, pero el orgullo puede más a veces…

  5. Lalushka said

    sisisisi es dificil ser humilde, pero se puede! Que lindo blog che!!

  6. Monita said

    Yo por mi orgullo perdí­ varias cosas, pero ¿sabés qué pienso siempre? Por algo será… Quiero destacar la letra de Sabina que puso TAM…es genial, realmente siento que Sabina es un ser de otros mundos…

  7. G.Kleine said

    Ahhh ese locote orgullo que impera, se se pega, que se da por adoptado… habrá inyección, fórmula o magia para cesarlo?? A veces ayuda, a veces hunde completo al fango lo poco que queda lindo de nosotros.

    Saludos!
    Ya te extrañaba

  8. Vera said

    Yo supongo que por orgullo, no me tragaría mi orgullo… pero reconozco que muchas veces está de sobra.

  9. ambar said

    Bueno, lo del orgullo es complicado, a veces conviene tragárselo, pero otras veces actúa bien como una especie de arma de defensa.
    Creo que hay que saber mantenerlo en su justa medida.
    Besos

  10. Tam said

    Gracias Monita!!!! realmente Joaquí­n te traslada a otros mundos o al que tenemos bien adentro…bahhhh es de otro mundo dicen que el primero.jejejeje… Me hiciste sentir orgullosa porque es un orgullo compartir nuestro gran pequeño gusto musical… Perdon Fer….(tenia que responder) Beijos

  11. cintya said

    Orgullo, creo que es lo que me sobra, y a veces me auto-odio por tenerlo.Porque a causa de él, me encierro en un mundo que no dejo que nadie entre, que me seara de los demás, creyendo que estoy mejor sola que acompañada. Cambiarla, Sí, esa es mi meta dí­a a dí­a.

  12. Polen said

    Mi orgullo me la ha jugado muchas veces… Si, he pensado en cambiarlo, pero es que llegado el momento cuesta… cuesta mucho

  13. Cecilia said

    Que buena reflexión!! El orgullo es un mal consejero y anda suelto y tranquilo.Saludos.

  14. Mi orgullo es un animal terco y pareciera que tiene mil vidas, muta en muchas formas extrañas, pero siempre es el mismo. Un saludo, que buen blog!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

«
»
 
A %d blogueros les gusta esto: