MALDITO DUENDE

Hé oído que la noche es toda magia, y que un Duende te invita a SOÑAR

Posted by Fernando Narvaez en junio 28, 2005

– Iael ¿por qué no te preparás unos mates? – pidió Milton mientras tomaba asiento, traía en sus manos un paquete de tortas fritas
– ¿Con cascarita de Limón?
– Las cascaritas… ¿Pueden ser de naranja? – pregunté
– ¡Dejen de mariconear! – gruñó Milton – yerba sola y amargo ¡a lo macho!
– Evidentemente están dispuestos a mortificarme a mansalva en este lugar – agregué

Mientras Iael preparaba el mate, le pregunté a Milton sobre nuestro abandono a los humanos y cómo fue que dejamos de creer en una flor entregada en la mano. A lo que contestó:

“Nunca dejamos de creer en eso, el hombre fue quien lo hizo. Hoy en día la tecnología, llámese Internet o el crecimiento de la telefonía, han hecho que el ser humano ni se levante de la silla para ir a comprar pizza. Lo mismo pasa con las flores. La gente entra en Internet y solo ingresando los datos de su Tarjeta de Crédito logra que llegue un ramo de flores a cualquier parte.”
– Sírvase Milton – interrumpió Iael, entregándole el segundo mate
– La necesidad de trabajo de algunos logró que otros perdieran el romanticismo. Por eso Germán es una muy buena elección. Cuando era chico disfrutaba de ir con su padre a la pizzería, él se tomaba una Coca, el viejo se pedía un vaso de vino tinto y juntos charlaban mientras esperaban las empanadas. De la misma manera lo hace con las flores. Además no tiene tarjeta de crédito para comprar por la red. Aunque no creo que la usara para tal fin.
“Tenés razón, Joani, cuando decís que dejamos de volar sobre los humanos, pero lo hicimos en determinado momento, no los abandonamos por completo. El error que cometimos fue creer en que todos eran iguales. Vos nos están demostrando que no es así.
– ¿De qué me habla cuando me dice que no fue por completo? – interrumpí
– Jamás dejamos que se retirasen los Ángeles de la Guarda. Los niños siguen protegidos hasta que crecen. Pero el tiempo que los cuidan no depende de nosotros, ellos los protegen hasta que maduran. Pero el hombre se ha vuelto demasiado ególatra y sobre todo, omnipotente. Dejó de creer en nosotros. Eligió creer que por sí solo se valía, está convencido que él solo puede con todo.
– ¡Claro! Entonces permitimos que nuestro torpe orgullo invada nuestros corazones y abandonamos nuestra esencia.
– Hay cuestiones que tu joven corazón no va a entender, pero podemos decir que tenés mucha razón.
– Esta bien. Pero ¿qué pasa con toda esa gente, que estoy seguro que es mucha, como Germán y Poly?
– Perdón que los moleste – interrumpió Iael –¡No es micrófono, Milton! ¿Me pasa el mate?
– Si, disculpame – dijo Milton mientras chupaba de la bombilla
– Con respecto a la gente como Poly y Germán – continuó Milton – ¡Cuidado Joani! No solo es mérito tuyo. Estos sujetos se buscaban aún sin conocerse. A su vez necesitaban un camino donde hallarse, buscaban un Ángel y te encontraron a vos. En este caso el mérito es compartido entre la fuerza y la inconciencia de tu corazón y la humildad de los corazones de ellos.
– Pero, entonces tenemos que cambiar nosotros también
– ¡Por supuesto que lo haremos! Y ese cambio será a través tuyo. Ahora entendimos que hay, en algunos corazones, la sencillez necesaria para que volvamos a la Tierra.

Las ideas en mi cabeza empezaban a girar nuevamente. Había algo que no encajaba en toda esta historia.

– Lo que no entiendo es por qué mandaron a Iael a interrumpir mi misión
– Te tengo malas noticias, Joani – dijo Iael mientras se tomaba el cuarto mate consecutivo
– ¿Cuándo me toca el mate, Iael? – Gruñí
– Perdón, Joani. ¡Tomá! Te decía… las malas noticias son que, por ahora, no es el momento para que Germán y Poly estén juntos. Como todos sabemos, Poly no está sola. Me preguntabas en la habitación cómo se podía unir a dos personas en el amor sin lastimar a otras. La respuesta es que es casi imposible lograrlo. Es inevitable que alguien salga herido. En este caso en particular y, por el momento, serán Germán y Poly. Pero el dolor será efímero
– ¿Vos me estás diciendo que mi trabajo no sirvió de nada? – pregunté confundido mientras me quemaba la lengua con la bombilla
– Lo que Iael trata de decirte, es que Poly y Germán están destinados a amarse eternamente, aunque sea en silencio. El máximo dolor que pueden sentir, es el de no poder estar juntos por ahora. Tu trabajo ha sido cumplido. Pero hay que ser paciente, hay círculos que deben cerrarse, como por ejemplo, el de Poly y su pareja
– A ver si entendí. – dije entregándole el mate a Iael – Si el fin es el amor, entonces. ¡Lo logré! Aunque no puedan estar juntos por ahora ¿Pero cómo hago para que sus corazones se llenen de paciencia, Milton?
– Ese ya no es tu trabajo. Es un trabajo privativo del mismo amor. Germán, con el tiempo y a través del amor que siente por Poly, irá entendiendo la situación y dejará que Poly sea feliz con otra persona, si es que eso tiene que ocurrir. De la misma manera lo hará Poly. Los uniste en el amor, y nos demostraste que todavía existe en su estado más simple, más puro. Toda nuestra comunidad te está muy agradecida por ello.
– Pero no me quedo conforme. Necesito seguir adelante con esto y juntarlos en algún momento.
– No me cabe duda que lo lograrás, Joani. Tienes que dejar que las cosas pasen, que el amor trabaje por sí solo. Pronto vas a volver a unirte a ellos, mientras tanto puedes estudiarlos un poco más a fondo
– Es lo que haré, Milton
– ¡Milton! ¿Y si pedimos un champagne para brindar? – preguntó Iael
– ¡Alcohol no! – Grité mientras se me revolvía el estómago
– Muy bien – dijo Milton – brindemos con un jugo de naranja y pidamos unas pizzas
– ¿No era que no había delivery?
– ¡Ja, ja, ja! Somos ángeles, pero hay cosas de los humanos que no están del todo mal – acotó Milton sonriendo y guiñándome un ojo
– ¿Por qué no lo hacemos a la manera de Germán? ¡Vayamos nosotros a buscarlas! – dije
– ¡Muy bueno, Joani! – respondieron a coro – ¿Qué esperamos?
– ¡Vamos! Y después de comer, descansamos un rato que me tengo que ir a limpiar el patio.

(FIN DE LA PRIMERA PARTE)

Anuncios

8 comentarios to “”

  1. Dominichi said

    Como toda gran historia…merecia un gran final…y si bien es momentaneo…el solo hecho de saber que todavia hay esperanza en éste puto mundo..me hace creer que nuestro tiempo está por llegar..Hay mucho amor…y siempre lo habrá…muy a pesar de nosotros…Gracias x tu inspiración…gracias x ésta enseñanza…un gran abrazo…

  2. Caro said

    …”PERMITIMOS QUE NUESTRO TORPE ORGULLO INVADA NUESTRO CORAZONES Y ABANDONAMOS NUESTRA ESCENCIA”.. BUENO FER ME ENCANTO Y ESPERO Q SIGAS CON TODO ESTO EN ALGUN MOMENTO Y QUE PUEDAS VOLVER A SORPRENDERME…GRACIAS…
    …”ESPERO Q EL AMOR EXISTA EN SU ESTADO MAS SIMPLE Y MAS PURO “

  3. MEM said

    Solo espero q Poly se deje llevar por su corazon, y q no lamente por lo q fue o sera su vida…..siempre hay una portunidad, no?
    Excelente final.

  4. Tam said

    Ah!!!!!!! me usiste en una contradiccion conmigo misma, el amor que se lleva siempre en el corazon y que no puede llegar a hacerse cotidiano porque tomamos otras decisiones anteriores, y el “amor” que esta a nuestro lado… los principes azules o “mi amor te alcanzo una aspirina”…Realmente me gusto mucho este final…y el mate para mi amargo, y cual es el problema con los que usamos la bombilla de microfono? ehhhh??? lo dice una lectora con microfono en mano amor en el corazon y otro amor terrenal pero que llego en el momento injusto…Muy buen trabajo Sr. Escritor

  5. Graciela said

    Estoy segura que ellos si van a encontrar el amor incondicionalmente, si importar distancias, sin miedos. Yo creo en el amor, es mas sigo esperando la respuesta de ese amor que por ahora no se animo.Igual que a Poly y German.Me hiciste sentir con este relato la protagonista el clon de Poly. Felicitaciones.
    Y que bueno creer en que hay almas sensibles aun.

  6. Gons! said

    Muy buen texto. ¡Qué bien que se siente uno al leer un buen escrito! ¿no?
    Mis felicitaciones.
    Seguiré leyendo tu blog.

  7. Gons! said

    Tengo una pregunta para hacerte: ¿Cómo cornos hacés para que aparezca el contador en el blog???? Es algo que quiero hacer, pero esto de la informática me supera ampliamente, lástima que las remington no se pueden conectar a internet….
    Espero tu comentario
    Un abrazo,

  8. Carla said

    Chamo, no se ni como llegue a esta pagina, pero quizas era lo que necesitaba, que terrible es cuando se abandona el buen combate por una tontería, y despues de como en mi caso me habia costado tanto recuperar el agape por este puto mundo… Angeles de mil manera en mil presentaciones y en mil personas y hoy tu haz sido uno de ellos para mi… pero no me dejes así segui escribiendo o por lo menos escribimelo a mi… besos y abrazos desde aqui alguna parte… y todo lado…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

«
»
 
A %d blogueros les gusta esto: