MALDITO DUENDE

Hé oído que la noche es toda magia, y que un Duende te invita a SOÑAR

Ángeles

Posted by Fernando Narvaez en junio 14, 2005

García Márquez dice: “La vida no es la que uno vivió, sino como la recuerda para contarla.”

Siempre me gustó escribir, siento que hacerlo es una buena manera de conservar los recuerdos de la manera más parecida a como sucedieron, y lo siento así porque creo que uno nunca recuerda las cosas tal cual ocurrieron, siempre hay un detalle que se nos olvida o que manipulamos de manera capciosa para que nos mejore un poco lo ocurrido, sobre todo si esto nos hizo mal o nos lastimó. Pero pasa lo mismo con aquellas cosas que nos dan placer, en ese caso manipulamos el detalle como para que sea la frutilla de la torta.

Por eso creo que escribir lo ocurrido es como una fotografía, no con la misma definición ya que en una fotografía no hay detalles que podamos manipular, si teníamos ojeras o estábamos despeinados no podemos hacer nada para cambiarlos. La fotografía nos inmortaliza en ese momento tal cual estábamos, en cambio lo escrito, lo podemos maquillar, adornar o modificar a gusto para que nos colme de amor, si es lo que buscamos. Pero si escribimos con el corazón y la sinceridad en la mano, no hay modificaciones que valgan. Y eso es lo que voy a tratar de hacer…

Hace poco más de tres años que no las veo. Nunca escribí sobre ellas. Creo que si no lo hice fue porque quería que esos recuerdos se me borraran definitivamente, pero pasa el tiempo, pasan las cosas y ellas dos siguen ahí, colgadas de mi corazón con sus sonrisas y sus lágrimas cada vez más dentro de mi alma. Ellas son dos solcitos que alumbran cada una de mis mañanas, a pesar del tiempo y la distancia. La una es Romina, una princesa rubia de once años que por donde camine deja la huella de su prestancia, de su elegancia. La otra es Rocío, otra damita rubia que, con sus casi siete años a cuestas es capaz de demolerte cualquier estructura con una simple sonrisa.

Cuando en 1988 terminé con mi primera novia, no entendí muy bien por qué había sido, el caso era que se había terminado. Nos conocíamos desde hacía seis años y habíamos vivido cosas muy fuertes, como por ejemplo el fallecimiento de nuestros padres el mismo año, 1986. Primero el de ella el 8 de febrero, más tarde el mío, y por esas cosas que sólo Dios sabe por qué las hace, también falleció un día 8 pero del mes de Julio, cinco meses después. Esto nos unió muchísimo.

Pero como sucede casi siempre en estos casos… después de que nos separamos, nos distanció un silencio inagotable de once años. Para ella, mi vida durante ese período, pasó desapercibida, se puso de novia, más tarde se casó y tuvo dos hijas Romina y Rocío. Su vida no fue tan mantenida al margen por mí, siempre busqué información, siempre quise saber cómo estaba. Recuerdo que el día de su casamiento por obra y gracia del destino, fui yo quien la escoltó, salí de mí casa media hora más tarde de lo previsto y sin quererlo llegué detrás suyo a la iglesia. Estaba preciosa. Más tarde me fui enterando de los nacimientos de sus hijas y siempre había guardado muy dentro de mí el sueño de conocerlas. Eran sus hijas y tenía muchas ganas de ver si se le parecían, de saber si tenían sus gestos, su sonrisa. Mi deseo era inmenso.

Alguien dijo por ahí: “Hay que tener cuidado con lo que se desea porque se puede cumplir”

Y otra vez apareció él. El Destino. Tuve la oportunidad de conocerlas, pero fue un costo muy caro el que se pagó por ello, si sabía que el precio era ese no las hubiera querido conocer jamás. En marzo de 1999 cuando Romi estaba por cumplir cinco años y Roci tenía apenas diez meses de vida, Dios se llevó al papá, lo mismo que había pasado con nosotros les pasaba a ellas. A veces cuando me pongo mal por no tener al mío y me enojo por ni siquiera haber tenido la posibilidad de pelarme con él, pienso en ellas y entonces me doy cuenta que al lado suyo soy muy chiquito, que son mucho más grande que yo, que mi dolor al lado del de ellas no tiene punto de comparación, yo al menos tuve la posibilidad de estar con él.

Finalmente, en agosto de ese mismo año, las conocí. Yo venía de una etapa más que oscura en mi vida de la cual pretendía salir y ellas con toda su mochila cargada de dolor, de muerte y desesperación, paradójicamente, me inyectaron vida. Me bastaba con ver a Rocío sentada en su sillita estirarme los bracitos cuando llegaba para sentirme realmente vivo, completamente feliz. Tengo guardados en mi memoria el fin del año 1999 y el comienzo de 2000 como las mejores fiestas de fin de año de mi vida, las había pasado junto a ellas. Daría la mitad de mi vida por ver otra vez la carita de felicidad de Romi cuando le regalamos su primera cartuchera para el colegio y vio que tenía la imagen de Barbie.

Ellas me enseñaron a ser algo que siempre había querido ser y no lo había logrado, de echo hoy en el 2005, no lo soy y es a ser un poco papá. No puedo sacarme de la cabeza la vocecita de Romi un sábado de 2000, cuando, juntando toda su vergüenza se me acercó y me dijo al oído: “Fer… te puedo decir PAPI.” Fue lo más fuerte que me pasó en la vida. Hoy cinco años más tarde, al recordarlo, no puedo evitar emocionarme y que se me llenen los ojos de lágrimas. Para mí, que había soñado con conocerlas, que Romi en ese momento me eligiera como su papá sabiendo que el padre no estaba y que no iba a estar y habiendo tíos y primos que podrían haber ocupado ese lugar con mucho más criterio e idoneidad que yo, fue el golpe más duro y más dulce que hubiera recibido jamás. Dudo mucho de poder sentir un honor tan grande en todo lo que me quede de vida. Hoy a tres años de no verlas puedo decir con toda certeza que si me hubieran dado a elegir entre conservarlas a ellas o intentar tener mis hijos, no hubiera dudado, me hubiera quedado con ellas.

Hay sensaciones que no se me van, como por ejemplo sus bracitos rodeándome el cuello en un abrazo y besándome en la mejilla. La veo a Romi venir corriendo a saludarme cuando llegaba, la veo a Rocío tirada en el piso haciendo glúteos y abdominales como buena hija de una profesora de gimnasia. Siento las risas de Rocío corriendo detrás mío cuando nos escapábamos de la aspiradora mientras la madre limpiaba la alfombra.

El 20 de mayo cumplí treinta y cinco años, desde los dieciséis que no lo festejaba, a excepción de esos dos años 2000 y 2001 que los festejé con ellas. Romina cumplió años el 12 de Abril y Rocío cumple años el 1º de mayo. Y pagaría lo que sea por compartir con ellas algún momento más de nuestras vidas por pequeño que sea.

No sé muy bien por qué estoy escribiendo todo esto ahora, no sé que nos tendrá preparado el destino, pero yo hace más o menos quince días que vengo soñando todas las noches con ellas, creo que ese es el motivo por el cual escribo. Durante todo este tiempo sentí terror de cruzármelas por la calle (al fin y al cabo somos del mismo barrio), sentía que el hecho de verlas más grandes de lo que mi memoria es capaz de recordar me hubiera hecho sentir decepción por perderme la oportunidad de verlas crecer. Pero eso pasó y no fue tan grave, las vi de lejos y las miré. La vi a Rocío con su trenza larga por la mitad de la espalda y no lo pude creer. Pero no fue decepción lo que sentí sino felicidad por verlas preciosas y bien, claro que me hubiera gustado correr a abrazarlas, pero me pareció que así estaba mejor.

Si tuviera la posibilidad de hablar con ellas una de las cosas que les diría es: GRACIAS por darme vida, por ayudarme a crecer, por regalarme en algún momento sus abrazos, sus risas y sus lágrimas. A Ana, la madre, le diría exactamente lo mismo: GRACIAS por haberlas compartido conmigo aunque más no sea por un tiempo. Me encantaría hacerles saber que nunca me fui, que sigo pendiente. Y que si me necesitan soy incondicional.

Hay mil recuerdos más, pero no quiero abrumar, creo que la esencia está más que clara, quería compartir con la gente algo más de mí. Creo que las historias verdaderamente grandes y que nos llenaron de orgullo, placer y que aún nos emocionan, no está de más compartirlas. Y eso es lo que busco con esto que escribo.

Fernando A. Narvaez

Anuncios

16 comentarios to “Ángeles”

  1. A guria de Villa del Parque said

    Es hermoso, hiciste muy bien en mandarlo, te deseo la mejor de las suertes…..he leí­do varias veces este texto y me gusta cada vez mas, le encuentro mas cositas que me hacen temblar de la emoción, por mas que ya te lo haya dicho, te lo repito Muita Sorte Menino!!!

  2. Gayabuc (el cazador predeterminado) said

    Es buenisssimmoo…
    Me hace acordar a lo que dijeron al leer a Mafi sobre escribir con el corazón.
    Late por si solo, has creado !! De a poco voy leyendo la serie de Joani y algunas otras cosas, todo me gusta pero "Angeles" tiene algo especial. A vos por que te gusta mas que otros ? Por que mandaste Angeles y no otro ?

  3. Gaya:
    Como comenté antes, en el encabezado, "Ángeles" ya lo habí­a publicado en el blog anterior (www.flamingos.blogia.com )y los comentarios han sido buenos. Por otra parte me ha pasado algo muy fuerte con este relato. Cuando lo escribí­ fue como una especie de "exorcismo", tenia que sacarme de adentro todo ese sentimiento, si bien considero que no es nada a comparación de todo lo que pueda decir con respecto a Romi y Roci, cada vez que lo leo se me pone la piel de Gallina. He visto saltar lágrimas en la cara de gente que lo ha leí­do delante mío y no lo pude creer. Pero sobre todo me gusta y lo mandé porque soy yo mismo, porque es un poquito de ellas y porque "pasa el tiempo, pasan las cosas y ellas dos siguen ahÃí, colgadas de mi corazón con sus sonrisas y sus lágrimas cada vez más dentro de mi alma"

    Gracias por tu comentario, gracias a la Diosa de Villa del Parque y gracias al que lee y no comenta también

  4. Albus said

    Es precioso, vení­ por favor al meet up, quiero conocer la cara del escritor…Por favorrrrrrrrr!!!!!! 🙂

  5. Albus:
    ¿No te habrás extralimitado con lo de "Escritor"?

    ¡Gracias!

  6. En una pelí­cula que vi recientemente decían que LOS RECUERDOS SON SURCOS DE LÁGRIMAS…estoy de acuerdo…me he conmovido leyendote al caer por casualidad.

  7. gons said

    Eeeeeppppppaaaaaaa!!!!! Me desaparezco unos dí­as (estuve enfermo, viste que acá en el sur el frí­o se siente más) y me encuentro con que hay como veinte artí­culos nuevos!!!!!!! Bueno, en principio, mucha, pero mucha merd para el concurso, estoy seguro (como buen taurino) que un premio vas a obtener. En segundo lugar, quiero expresar mi máxima admiración por tu historia de Ángeles, espero que cuando seas famoso te acuerdes de tus amigos bloggeros y aunque sea nos mandes un saludito. Y en tercer lugar, quiero expresar mis felicitaciones por haber cambiado de casa (se nota que vas creciendo a pasos agigantados). Este blog está bárbaro, ojalá algún dí­a y yo pueda hacer un intento de blog como éste. Desde el sur, en ví­speras a ver una nevada de puta madre (así­ lo anunció el diario), Tu amigo (porque así­ me considero)

  8. PaquiLou said

    Duende….Me has encantado, me has arrancado la sensibilidad, apenas te conocí­a, ahora he sido capaz de ponerme ante tus ojos y volar contigo ante el pasado, en ocasiones extremo y en ocasiones de pura felicidad. Cada dí­a me gustas más. Un fuerte beso de una esquinita de España.

  9. Graciela said

    Fer: Ya lo habia leido antes este relato, y sigo con tanta emocion como la primera vez, hasta puedo sentir las risas de ellas, debe ser muy duro no poder compartir su crecimiento, su cariño, y darles todo el amor que tenes dentro tuyo. Seguro que ellas tienen un recuerdo tuyo maravilloso. Pero la pregunta seria, porque no las llamas ???. No dejes sin explotar esa bomba que tenes guardada llamada amor. Buscalas, abrazalas.No pensaste que te pueden estar esperando???.

    Y cuando lei lo del concurso literario,pense, yo sabia que podias, mi felicidad es infinita, sabes que te admiro, y coincido con Albus, sos un gran escritor, ya veo tu libro editado y ese dia, seria bueno que nos juntaramos todos a festejar, poder abrazarte, nosotros los que estamos agradecidos que escribas, que podamos leer y emocionarnos con estas maravillosa virtud que tenes la de crear, la de transmitir tus emociones, tan libres sin estructuras, segui firme en esta etapa, te felicito Fer, se que vas a ganar, se que vas a llegar.
    Firma: yo tu fans numero 1.

  10. Nostalgia said

    Bueh, primera vez que paso por aqui y me encuentro este bonito relato…..afortunadas ellas por ser las inspiraciones de tanta belleza..
    suerte en el concurso 🙂

  11. G.Kleine said

    bIEN, BIEN,
    he caido aquí­ por aras del destino virtual y he quedado prendada de él. Buen tipo eh? Sobre el relato, muy bueno en redacción, tengo que darme mis tiempos para leerlo con más detenimiento, prometo volver y darte mi punto de vista. Saludos!

  12. Polen said

    Gracias… gracias por compartir algo tan especial

  13. Minna said

    Pasé por aquí­ a responder tu comentario en mi blog y me encontré con esta joya. Tu relato es maravilloso, definitivamente hiciste bien en enviarlo. Tal vez te interese saber que tres de los cuatro personajes de tu relato tienen nombres MUY vinculados a mi vida (Romina es uno de ellos) leerlo fue como un flash muy fuerte. En cuanto a tu visita por mi diario, por supuesto que sos bienvenido todas las veces que quieras.

    Besos

  14. Gra said

    Nunca se te pueden borrar esos dos hermosos seres que te dieron tanto amor,el amor nunca se olvida. Ojala siempre las recuerdes como seguro ellas a vos, o al personaje principal de este relato. El amor y la mirada conviven gracias a Dios en nuestros corazones.

  15. Sandy said

    verdaderamente esta muy bueno ,se nota q hablas con el corazon, verdaderamente Dios te tiene q premiar el resto de tu vida,tus palabras son capaces de quebrar hasta el corazon mas duro.

  16. Dominichi said

    Sabiendote lo sincero que sos y habiendo compartido más de una birra, solo puedo decirte que no estás solo a la hora de hablarlo en lugar de escribirlo. Suerte y un gran abrazo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

«
»
 
A %d blogueros les gusta esto: