MALDITO DUENDE

Hé oído que la noche es toda magia, y que un Duende te invita a SOÑAR

Recuerdos

Posted by Fernando Narvaez en mayo 19, 2005

¡Jueves 19 de mayo por la noche! Es una buena oportunidad para sacar a pasear soledades e intentar envenenarlas con un café bien negro y con una buena dosis de compañía extraña, de esa que no conocemos y de la cual nos hacemos cómplices. Si eso no resulta, canjeamos el pocillo de café por una cerveza y cargamos contra las soledades nuevamente.

Es una buena noche para escribir. Esto lo empiezo así, en un bar de Belgrano con, por ahora, un café en la mesa, dos paquetes de cigarrillos y un montón de cómplices extraños. Todos y cada uno estamos en nuestro mundo personal y, muy de vez en cuando, nos ponemos de acuerdo y movemos nuestra cabeza de manera coreográfica hacia el televisor que nos devuelve a modo de gratitud, por prestarle atención, alguno de los goles de los equipos de turno. Esto lo empiezo a escribir así, ¿quién sabe dónde y cómo lo terminaré?

El caso es que hace tiempo ando con ganas de soñar despierto, pero no quiero andar soñando con imposibles, no quiero soñar que la mujer que me tiene con el corazón abofeteado de amor se acerca a mí y me devuelve todo lo que siento por ella sin pedir a cambio nada más que lo que tengo para darle. ¡No! Quiero soñar con hechos concretos, con cosas que pasaron, que viví. Ando con ganas de recordar.

Me acuerdo de un montón de cosas, sobre todo de sueños de chico. En realidad de lo que me acuerdo es de lo felices que éramos cuando no teníamos nada. Porque era así, no teníamos nada Y créeme, ¡éramos felices! Nos conformábamos con que el abuelo o el padre de alguno de los amigos de la cuadra nos armara un carrito con rulemanes; el problema se planteaba más tarde: ¿quién empujaba? Todos queríamos subirnos al carro y no había forma de que el viejo nos hiciera un vehículo para ocho personas. ¡No alcanzaba la madera!

Hoy, si a los tres años no tenés una moto a batería no serás nadie.

Jugábamos al Poliladron. Deporte en el cual seleccionábamos a fuerza de melones y de sandías a quiénes eran los ladrones y quiénes los policías, comenzando así una persecución inagotable.

Todos los años a fines de enero comenzaban a aparecer en los quioscos del barrio las bombitas de agua, ya que en febrero era carnaval y no había dama en el barrio que se pudiera escapar de nuestros poderosos misiles acuáticos. Contáme: ¿qué chico hoy tiene un Bombero Loco?

Más tarde fue la bici. Recuerdo el día en que mis viejos me levantaron un 6 de enero y me llevaron al balcón para que viera lo que me habían dejado los reyes. Era una Aurorita rodado dieciséis de color naranja. Se la podía plegar al medio, tenía asiento banana y manubrio palomita. El desafío era quién lo ponía más “accesorios”, las cintas en el manubrio con los colores de tu equipo de fútbol favorito, la bombita de agua entre los rayos para que representara el motor de una moto de 500 cm cúbicos, el espejito, el dínamo que encendía la luz al hacer fricción en la rueda.

Mi amigo el Turco tenía una Celta azul, pero la suya era rodado veinte y en las carreras me ganaba siempre.

Mis padres nunca fueron de tener plata e hicieron un esfuerzo enorme por esa bicicleta. Claro que el sueño cuando fuimos un poco más grandes era la “Bici-Cross” con freno contra pedal. Pero no llegamos a tanto, seguí con mi Aurorita y no me trajo ningún tipo de complejos.

Siempre que veníamos del colegio el negocio era: revolear el guardapolvo, tomar la leche lo más rápido posible y salir con la tostada atravesada en la garganta a jugar a la pelota en la puerta o en la esquina de casa. Si alguno no podía venir porque estaba en penitencia, siempre aparecían las paletas de madera y una pelota de tenis (en el mejor de los casos) y un piedra para marcar la cancha en el asfalto. Pasábamos horas practicando deportes de riesgo en la calle. Las chicas se juntaban a jugar al “elástico”, una especie de escala con diferentes niveles empezando por el uno y paseando por los sucesivos números, en las cuales había que saltar sobre el elástico y pisarlo de distintas maneras según la prueba.

Ponéte a pensar un poco y con una mano en el corazón decíme cuándo fue la última vez que viste dibujada una rayuela en la vereda.

Siempre jugábamos en la calle hasta que aparecía el grito dictatorial de tu madre, en mi caso. “¡FERNANDO! ¡VAMOS!”. Y si no ibas rápido no sólo venía la dictadura y te llevaba de la oreja, sino que podías perder la salida del otro día. A esas alturas ya eran como las nueve de la noche. ¿Te fijaste que ya no hay pibes jugando en la calle? Las Playstation y la inseguridad ganaron la batalla contra los arcos hechos con piedras en la bocacalle.

Luego, con la explosión de las hormonas empezaron los juegos sexuales. Los que teníamos la suerte de ir a un colegio mixto jugábamos en los recreos a la botellita o al semáforo. ¿Por qué nunca me tocó darle un beso a la chica que me gustaba? En esa época ya se empezaban a manifestar en cada uno las famosas leyes de Murphy. Los asaltos eran algo sobrenatural, eran reuniones en las cuales cada uno aportaba algo, generalmente las chicas llevaban algo para comer y los chicos las gaseosas. Escuchábamos los discos de vinilo que estuvieran de turno, en mi caso recuerdo escuchar en estas reuniones el disco Peperina de Seru Giran.

Los grupos siempre se armaban de la misma manera: los nenes con los nenes y las nenas con las nenas. Cuando nos conseguíamos mezclar y llegábamos a los lentos, teníamos los brazos demasiado cortos para la distancia que nos imponía la dama de turno. Ella ponía sus manos en nuestros hombros de manera firme y limitadora, nosotros apenas lográbamos poner las yemas de los dedos sobre su cintura. Poner la mano entera y acortar la distancia implicaba el veterano grito de la muchachada loca: “¡TIENE NOVIA! ¡TIENE NOVIA!” Eso era lo que peor nos podía pasar. Nuestro cerebro no se llevaba bien con nuestros instintos hormonales. Ayudáme ¿Cómo se llaman ahora los asaltos? ¿Pijama Party? ¿Raves? ¡Qué horror!

Mañana cumplo 35 años. Será la nostalgia que me dibuja una sonrisa al recordar todo esto. Hay millones de cosas más, pero esto se me va de las manos. Ojalá si algún día tengo un hijo pueda darle un tercio de la infancia que me dieron mis viejos a mí con todas sus limitaciones.

Fui muy feliz. Hoy estoy aprendiendo a serlo otra vez. Creo que el exceso de información nos limita demasiado. Cuando somos chicos no nos importa nada. A medida que crecemos nos van cargando de cosas: “que esto no, que aquello tampoco” y no sólo perdemos la inocencia sino también espontaneidad y frescura. Por lo menos en mi caso ha sido así. Aunque nunca dejé de ser chico quisiera volver a serlo, definitivamente.

Voy a llamar al mozo y pagarle mis cafés y mi cerveza, por hoy ha sido suficiente. Tal vez en otro momento mis soledades no se vistan de recuerdos y se tiñan de proyectos. Mis compañeros desconocidos de turno han ido cambiando con el correr de las horas. La televisión está pasando un video musical que nada tiene que ver con la música del ambiente.

Me voy tranquilo, a mis soledades otra vez, las volqué en ésta hoja de papel.

Fernando A. Narvaez

Anuncios

15 comentarios to “Recuerdos”

  1. […] Hace ya casi un año que escribí el texto que tiene como primer párrafo eso que está escrito arriba con cursivas y entre comillas. El texto se llama Recuerdos y tiene que ver con las cosas que tengo en la memoria acerca de mi niñez. La diferencia radica en que aún no es 19 y que, cuando al fin lo sea, en esta oportunidad no será jueves, sino viernes. […]

  2. Gons said

    hhhhhhaaaaaaa nooooooooooo!!!! Me partiste al medio!!! Es que eso nos pasa a todos Flami (Fer). No soy tan viejo como vos (con cariño lo digo) pero lo que planteás nos pasa a todos. El otro día pensaba: Mierda, qué saturados que estamos hoy en día. Vivimos estresados pensando en llegar a fin de mes: el alquiler, la comida, la cuota de esto, la tarjeta, los impuestos, etc, etc, etc, Salís a la calle y puteás con dios y 1/2 mundo porque creés que tenés prioridad o sos mejor que aquel y el otro, es una pudrición. Es cierto que a medida que crecés las responsabilidades aumentan y el día se acorta increíblemente y ya no te alcanza el tiempo para nada y vivís a mil y querés que todo esto pare y poder bajarte del tren aunque sea para fumarte un puchito, pero sabés qué? Lo importante de cumplir años (ojo, esta es mi humilde perspectiva, que no es gran cosa) es que a medida que pasa el tiempo nos vamos dando cuenta de lo que perdimos, y si podemos recuperarlo, vamos a ser inmensamente felices. Lo importante está dentro de las personas, pero es como vos decís, hay tanta mierda barata para comprar, que los valores pasan al cajón del olvido. Pero está en nosotros cambiar eso.
    Es una cuestión de actitud.
    ¡Que tengas un excelente día hoy!!!!!!!!
    Un abrazón

  3. Desde Villa del Parque said

    No te sientas solo al pensar en todas las cosas que hacias cuando chico…no se a otros pero yo siempre fui muy callejera con los chicos de la primaria nos la pasabamos en la calle, andando en bici patines, caminando, jugando a la paleta escondida…luego a todos los juegos de los “asaltos” verdad consecuencia…botellita…a mi tampoco me tocaba darle un beso a quien me gustaba…y ni hablar de cuando no me sacaban a bailar lento…mil cosas en la caja de recuerdos…que creo no esta mal andar soplandole el polvo…siempre y cuando no te haga mal, no te deje muy triste, porque despues de todo mañana vas a tener la oportunidad de cumplir otro año y seguir comparando lo que fue de lo que es lo que será…en fin…me pusiste aguita en los ojos con tu relato…un poco de ganas de volver y un poco de “los nenes de hoy tendran que añorar cuando cumplan 35” seguro no van a ser las mismas cosas que nosotros, pero creo que la agustia y la pequeña sonrisa dibujada en sus rostros seran parecidas…Gracias por seguir escribiendo, abriendo el corazon, y compartiendo…Beijos

  4. Biopuritas said

    uuuuuh Fer… que “lindito” lo que contaste!
    Como todos, me hiciste acordar a muchas cosas, y más sobre todo porque yo tambien cumplo 35 este año… parecía que iba leyendo algo que escribió mi vecino… Por suerte yo también tuve una infancia digna de recordar… mi viejo en ese entonces tenia una jugueteria… y no es que me sobraran juguetes, pero alcancé a tener mi “museta” roja (también se doblaba al medio), patines, patineta, “monopatin”!!!, y hasta un cartin! (de ahi vendrá mi pasión por el manejo?) Eramos tres hermanas y compartiamos todo, en casa NADA era el alguien, TODO era de TODOS, y asi crecí, siempre sabiendo lo que cuestan las cosas… y a compartir.
    Ya de mas grande, en los malones, nosotras colocabamos estrategicamente los codos por encima del brazo del muchacho en cuestión y destrababamos en la medida que agrado aumentara jaja…
    Hoy siempre digo que los pibes de ahora se pierden de bailar un BUEN LENTO, no saben lo que es… o que viniera el chico que te gusta y se saque a bailar, o bailar con un super amigo por compartir el gusto por la canción…
    Y pienso como vos, si Dios me diera la gracias de tener un hijo… ponele la firma que haria todo lo posible para que disfrute tanto como yo…
    un beso pibe y feliz cu…. ay noooo… mañana vengo y te lo digo en fecha! 😉

  5. Mafi said

    La verdad Fer es que fué fácil llegar a ver tu infancia. La mía no fué tan “recordable” pero si un día le pongo media pila capaz que rescato algunos momentos que me produzcan la ternura de los tuyos. Como te digo siempre: Gracias por estar! 😀

  6. Biopuritas said

    bueeeeeeno, lo prometido!!! ya es 20, no me puedo dormir, son las 3:36 am… casi termino de leer mis blogs amigos… asi que ud. recientemente agregado…
    FELIZ CUMPLEAÑOSSS!!!
    que la pase bonito!

  7. Paquilou said

    Pero buenoooo, Flamingos, ¿cómo vos andaís de esa manera?
    Vos que siempre tenés un carácter inconfundible y estable, no exínten las dudas para vos, ( me encanta vuestro lenguaje, y con vos se me pega). Quiero decirte, que la mayor virtud de la escritura es la potencia de equilibrar y encauzar lo que sentimos o tratamos de decir, y eso se convierte entre nosotros una cadena humana extrechísima..por eso nos necesitamos una vez que nos hemos descubierto….me encantas Flamingos…Millones de besos todos andaluces…

  8. Paquilou said

    Te quedan muchos años por vivir y cumplir…y espero saberte tan bien, cómo hasta ahora….

  9. Polen said

    FELICIDADESSSS!!!
    Estás en una edad excelente, ya te lo dije, ahora mismo vas camino de ser un buen vino, vas cogiendo solera ¿te das cuenta que de matices teneis los hombres?
    Pues, nada, a cumplir igual de maravilloso
    Y 35 (mil) besazos
    Y pide un deseo…

  10. Gons said

    Devuelvo comentario:
    que los cumplas FFEELLIIZZ
    que los cumplas FFFEEELLLIIIZZZ
    que los cumplas
    QUE LOS CUMPLAS
    que los cumplas AMIGO MIO FFFFEEEELLLLIIIIZZZZZZZZZZ!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Fer: Te deseo que sólo obtengas lo mejor de este día, que el vagón de recuerdos que encarrila esa locomotora de memoria que tenés atesore en el día de hoy un millón (bah…una infinidad) de sensaciones lindas y que todo lo que pidas en esta vida se te cumpla (si, si, hasta el quini y el loto si es necesario)
    En serio, muchas gracias por formar parte de este mundito que es la amistad internautica, que espero podamos trasladar más allá de los cables y los modems.
    Que lo pases muy bien pendejo!
    (porque todavía sos un pibe, che!)
    Felices 35. Que seas muy feliz.
    De verdad, y con el corazón abierto te lo deseo

  11. Dominichi said

    Pequeño Cabaret Ambulante..: Porque asi te veo…trayendonos tus recuerdos que nos los hacemos propios por un rato..haciendonos sentir que contás nuestras historias…que si bien son comunes…a la vez son únicas. Quisiera por un ratito que las musas vinieran a mi, y poderte devolverte en palabras todo el sentimiento de hermandad que tengo para vos…pero, pecando de vanidoso, quizás mis virtudes pasen por otro lado…se que a pesar tuyo…hoy voy a estar para darte ese abrazo de siempre, no especial, pero sincero, y voy a levantar la copa con vos, para estar en ese momento en que tus “ángeles”…se materializen..aunque más no sea por ese ratito…poque quizás sin percibirlo aún…ellos ya tienen vida…gracias a vos…y nosotros vamos para adelante empujados por los hermosos recuerdos que nos haces revivir…y no sabés el orgullo que siento al saberme participe en algún que otro momento de aquellos…te quiero mucho y te deseo unos 35 de la hostia!!!(como dirian tus admiradoras de más arriba)…que sea éste el año…Un gran abrazo…y que siempre vuelen los ángeles…

  12. Trini said

    Hola en primer lugar: Feliz cumpleaños. Yo tambiés soy de mayo, creo que es el mejor mes para nacer.

    Luego darte las gracias por tu comentario en mi Blog,ha sido un placer tu vista.
    Y otra vez las gracias por tu enlace, eso ha sido una agradable sorpresa.

    He estado leyendo este Post de tus recuerdos y me he visto a mi misma de pequeña, que felices eramos entonces con tan poco…ahora los niños son insaciables…

    En fin que repito un placer, ya pasaré a menudo por aquí.

    Besos

  13. Tam said

    Pero llego el diaaaaaaaa!!!!!! y aca estamos ……..FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!! 35, Y TODOS LOS QUE VAN A VENIR…brindo con vos virtualmente para que la felicidad este de tu lado y la inspiracion la voluntad y el trabajo esten de tu lado….pedi muchos desejos menino, muitos porque voce merece…um abrazo enorme….

  14. Susana Dominichi said

    !Salute Flamingos!
    Que los ángeles te protejan y te cuiden y te den felicidad.
    Cuando quieras evocar tiempos felices, te espera una rica pascualina de jamón y queso.
    ¡ QUE PASES UN DÍA MUY FELIZ!

  15. Graciela said

    En la vida, todos tenemos un destino que cumplir, un espacio que llenar…
    “No permitamos que nada ni nadie nos impida conocer y compartir la maravillosa esencia de nuestro ser “.
    El hombre que se encuentra en la mitad de la vida deberá, en lugar de estar como hasta entonces a la escucha de la expectativas del mundo, prestar su oído a la voz interior y poner manos a la obra del desarrollo de su personalidad , creatividad e imaginacion.
    Hoy justo hoy que es tu cumpleaños, hoy mas que nunca tenes que ser feliz, solo pensa y senti lo que transmitis, a todos los que te seguimos, los que esperamos este ratito de aire fresco que nos das.
    Sos una gran persona, solo mira dentro tuyo, y vas a poder percibir la felicidad.
    ” FELIZ CUMPLEAÑOS “. SALUD Y QUE VUELEN LOS ANGELES…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: